BAQUIA

Problemas con el SIMO

En un entorno en el que todas las empresas van apareciendo en Internet, la presencia física en el SIMO deja de tener una buena parte de su justificación. Se nota. Apenas la mitad del espacio de hace 5 años. Muchos espacios vacíos y poca gente con cara de hacer negocio. Un acceso rápido al SIMO indica como ha cambiado todo. Otros años, la última cuesta, desde la gasolinera de la M-40, requería casi media hora para llegar a la zona de parking. Hoy apenas hemos tardado 3 minutos. Los stands están mucho más espaciados y, a pesar de ello, sobra sitio por todos los lados. Hoy, las empresas tienen su página web que forma parte de una feria continua en Internet. Los contactos se hacen utilizando las redes sociales profesionales y el grado de información que se puede adquirir por Internet crece a diario. ¿Quien necesita una Feria? Creo que las empresas con distribuidores o que los están buscando tienen una justificación. Siempre es bueno tener, aunque solo sea una vez al año, un contacto directo con los distribuidores. De hecho, aparte del stand de Panda Software que tenía muchos visitantes, las zonas más ocupadas eran las de empresas con red de distribuidores en toda España. La ferias no desaparecerán pronto, la de telefonía móvil de Barcelona, por ejemplo, me han dicho que fue una pasada de gente y negocios, pero las ferias más tradicionales, y el SIMO lo es, tienen, cuanto menos, una crisis de identidad.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios