BAQUIA

Una buena presentación gana la batalla

Cualquiera que utilice un PC puede hacer una presentación en Powerpoint. Ayer aprendí de Enrique Dans que, si eres Macquero, tu Powerpoint se llama Keynote. En cualquier caso, como la mayoría de la gente tiende a la verborrea, a la falta de concreción y a divagar, un software de presentaciones es una invitación a que te aburran a muerte. Death by bullet points le llaman los americanos. Durante el evento Vizthink de San Francisco, me encontré con varias empresas, entre ellas una Brasileña, que se dedicaba única y exclusivamente, a hacer presentaciones para sus clientes y, mucho más importante, a enseñarles como presentar utilizando su trabajo. El resultado era espectacular. Ayer pude ver también que empresas como 101rpm, pueden hacer eso mismo por sus clientes aquí, en Madrid. El problema es el coste mal entendido. Una buena presentación vende. Una mala presentación aburre y distrae del objetivo de la misma. El personal se va cabreado y sin haber entendido nada.No te digo nada si el Consejero Delegado se cree un presentador nato… Nos pasa también con XPLANE. La gente cree que, como se trata de unos gráficos, los puede hacer cualquier artista y todos el mundo sabe que los artistas trabajan por un vaso de vino y una palmadita en la espalda…:-) No señor, lo más importante no es el resultado que, como es lo que se ve al final, parece ser lo importante. Lo que verdaderamente consigue una buena presentación es que la gente entienda el mensaje, sepa que se espera de ellos y tengan una mayor predisposición \”a ejecutar\”. La diferencia entre una presentación de dos horas en la que nadie entiende nada y todos se aburren y una vibrante de media hora en la que todos salen motivados \”a hacer\”, no tiene precio y el que crea que pagar de 15 a 20.000 euros por ella es una pérdida de dinero, no ha calculado lo que le cuesta el que media docena de ejecutivos pierdan dos horas, no entiendan nada y se vayan cabreados de vuelta a sus cubículos de trabajo. Una buena presentación lleva un 80% de consultoría estratégica para comprender lo que expositor quiere contar, separar el mensaje de la acción que se quiere obtener y, en general, entender lo que se quiere lograr, luego el 20% restante si es artístico. Invierte tiempo y dinero en tus presentaciones. You just have one opportunity to make a good impression dicen, de nuevo, los americanos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios