BAQUIA

La cagada y la inteligencia artificial

Volvía hace un rato de comer. Paseaba por la calle O’Donnell en dirección a mi oficina y, de repente, allí estaba, cubriendo media cera, una cagada de caballo monumental. Os preguntaréis que tiene esto que ver con la inteligencia artificial. Mucho. Hace unos años se puso de moda el investigar la inteligencia artificial y tuve la oportunidad de estudiar algún modelo de negocio que pretendía explotarla. Hoy, frente al excremento de mi paseo, mi mente, en menos de una fracción de segundo, tuvo claro que se trataba de un caballo de policía montado y que tenía que ver con la huelga que, desde hace unos días, había frente a las oficinas centrales del Grupo Zeta. Es más, mi cerebro me lanzó una imagen clarísima de la escena que no había llegado a ver. Caballo, jinete, la multitud de huelguistas armando jaleo frente a la entrada de la sede del grupo… A los ordenadores les quedan decenios para poder “ligar” este tipo de pensamiento de forma instantánea como lo hace el ser humano. No digamos ya poder visualizar el resultado de las conjeturas. Quizás por ello llevo ya años sin ver ningún proyecto de inteligencia artificial. Para que veáis lo que da de si una cagada de caballo en un sitio inesperado.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios