BAQUIA

Flogos

Francisco Guerra, un mago americano parece ser el inventor. Se trata de una máquina capaz de enviar a las nubes una especie de pompas de jabón que pueden tomar la forma que si quiera. Guerra lo vende a las empresas para que lancen su logo, en forma de pequeñas nubecillas, al aire y dejen que miles de personas lo vean a una gran distancia. Parece una idea muy interesante que explica en detalle WIRED. Curiosamente, es algo que ya he visto también en la red. Anuncios que se pasean por la pantalla en el formato de un logotipo de empresa y con el mensaje que esta haya contratado. Es bastante molesto. En su aspecto físico el problema puede ser el que, utilizado de forma masiva, se pueda convertir en un peligro para el medio ambiente. A los propietarios de vallas publicitarias les ha salido un competidor sin lugar fijo el muy cuco…


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios