BAQUIA

Problemas, aunque no te importen demasiado

En mi experiencia de empresas de Internet, cuando crecen, siempre tienen un momento de descalabro tecnológico. Sencillamente, sus herramientas no están a la altura del crecimiento. En SERVICOM estuvimos 3 meses sin poder facturar porque, sin saber muy bien porqué, nuestros programa de facturación “cascó” cuando llegamos a los 10.000 clientes. Quizás el problema más frecuente es la falta de una infraestructura lógica que garantice el crecimiento y, en realidad, viene dado porque nadie, en una empresa de Internet, presta demasiada atención al concepto de ingenería de la infraestructura. Un Website es un sistema que funciona en un servidor casi de cualquier tamaño y presta servicio, sin problemas, hasta 30 o 50.000 clientes individuales. Luego, cuando empiezas a tener cientos de miles y quizás millones, todo empieza a pedir recursos a la infraestructura que no ha sido concebida para ello. Una empresa de Internet, aparte de tener grandes programadadores y analistas de sistemas en su departamento técnico, necesita ingenieros de sistemas con experiencia en infraestructuras de rápido crecimiento para dar soporte al usuario a medida que se dispara el uso. ¿Os acordáis de cuando un PC tenía 5MB de disco duro? ¿Como es posible que ahora, con PC´s de increíble capacidad, cualquiera con menos de 100 GB se cree que tiene que comprar uno nuevo? Los servicios de Internet son similares, a medida que los usuarios los usan y los convierten en parte de su trabajo diario, los utlizan más y más y donde esperabas tiempos de estancia de media de 5 minutos, tienes, de repente, dos horas. De repente, de las 5.000 sesiones que tenías previstas en paralelo, hay 80.000, faltan cimientos… Desgraciadamente, el software y el hardware nunca se han llevado demasiado bien. Unos y otros especialistas se miran por encima del hombro cuando ambos son imprescindibles en el buen funcionamiento de un negocio de Internet.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios