BAQUIA

Debate, debate :-)

Ahora es Juan Zamora quién comenta sobre la larga cola: \”De una lectura rápida del artículo lo que extraje fue lo siguiente: no se trata de que no exista esa larga cola, sino de que sigue quedando condicionada por la existencia de elementos \’destacados\’, \’atractores\’ o \’puntos gordos\’, como los queramos llamar. Volviendo al ejemplo de Amazon: por el mero hecho de ser los más vendidos, los bestsellers serán los que más libros asociados tendrán. Luego ayudarán más a vender libros de la larga cola. Mmm supongo que esto es una simplificación quizás excesiva de los algoritmos de recomendación que pueda utilizar Amazon, pero espero que sirva para explicar mi razonamiento. El caso, por cambiar de ejemplo, de las redes sociales es muy similar. Estoy retomando mi cuenta de Linkedin (os invito a enlazarme). Me gusta especialmente la parte de estadísticas de la red: muestra tanto tus contactos directos como los de 2º y 3er grado. Los incrementos de tercer nivel con cada contacto directo añadido son muy notables. Pero, claro, las subidas son más importantes cuanto mayor es la red de primer y segundo orden del nuevo contacto. La cuestión es: a la hora de crear red, ¿quién tiene más impacto? ¿yo mismo, con una red de (ejem. estoy en ello) 7 contactos directos o Carlos Blanco, que tiene más de 500? Es decir, ocurre lo mismo que con los libros, salvo que aquellos son nodos pasivos y nosotros activos. Para un libro de baja demanda, lo mejor que le puede ocurrir es ser comprado por alguien que adquiera un bestseller, porque sus posibilidades de salir del anonimato son mayores. Aunque me estoy enrollando, creo que la respuesta inicial y nada científica a la pregunta de Alberto es la siguiente: en cualquier red el exponente será menor que uno, porque precisamente el concepto de red implica elementos en común, lo que supone buscar lo destacado. Técnicamente, un exponente nulo implicaría una distribución completamente uniforme de la \’demanda\’. Mayor que 0 supondría un imposible, me temo: la demanda sería tan grande como nos diese la gana a partir de uno de los elementos. Y volviendo al artículo de la HBR: ¿pueden los nichos de la larga cola sobrevivir sin los nichos \’principales\’? O dicho de otro modo: ¿son los consumidores de los nichos de la larga cola otros distintos de los que consumen los nichos principales? O, por el contrario, ¿puede ocurrir que los nichos de la larga cola sean nichos secundarios de consumo de los mismos consumidores que compran \’bestsellers? De ser así, no sobrevivirían en ausencia de los principales. Y habría que establecer diferencias muy claras entre la especialización y la larga cola.\” Interesantes puntos de vista. ¿Que opináis?


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios