BAQUIA

Que mala consejera es la envidia

Los que hemos vistos ir y venir los altibajos de la economía digital y ahora vemos, asombrados, como se tambalean quienes nos consideraban unos saltimbanquis y nos veían, desde sus torres de marfil, como enanos, hemos visto como, simplemente la envidia, ha sido capaz de generar el actual estado de desmadre que existe. La cosa se inicia así. Unos inteligentes banqueros de inversión americanos generan productos estructurados -lo mismo que antes habían hecho con las .com- y se lían a ganar sueldos millonarios y hacer que sus bancos, considerados triple \”A\”, sean los más rentables del mundo. Luego, la totalidad de los banqueros prudentes que son la mayoría, empiezan a ser el hazmereir de sus colegas americanos por sus márgenes de risa, de repente, un banquero prudente rompe filas y se dice, hasta aquí hemos llegado, soy tan listo como mis colegas americanos y no me van a tomar el pelo, así que se mete en los productos estructurados -lo mismo pasó con las .com- y empieza a ganar más dinero y tener mejor margen. La desbandada es ahora completa. ¿Como? ¿que fulano de tal que es muy conservador ha comprado productos de Lehman? Pues yo no me quedo atrás. Es tan sencillo y triste como eso. No podemos tolerar que gente como nosotros tenga más éxito…desgraciadamente, no creo que la intervención del Estado sirva para mucho porque, al final de todo, la envidia sigue estando ahí.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios