BAQUIA

La distancia entre la oportunidad y su momento

Ayer comí con un viejo amigo del sector informático. Ha sido Director General de una gran empresa americana de software y, ahora, a unos años de retirarse, ha dejado su último puesto para “pensar que quiere hacer con el resto de sus años laborales”. Me interesaba la comida porque, aparte de ser un buen amigo, tiene gran capacidad analítica y conoce muy bien el sector del software. Hablamos de todo un poco pero me impactó la conversación sobre Saas (Software as a Service). Me hizo el siguiente comentario: “Pero, vamos, Rodolfo, cuando escuchamos tu y yo hablar de SaaS por primera vez, ¿Hace 10 años? ¿12? y veamos, ?cuantas empresas se han hecho grandes y rentables en el espacio? ¿Salesforce? ¿Cuantas más?. Me ha hecho reflexionar mucho. Creo que, por fin, Saas y el Cloud computing están empezando a pegar pero, 10 o 12 años después de que se empezara a hablar de ello. ¿Cuantas empresas de ese sector, con un modelo de negocio nuevo, han quebrado por el camino?. La verdad, pone en perspectiva la realidad sobre la dificultad de cambios dramáticos en tecnología. Por ello es tan poco creíble creer que una nueva va a cambiar el mundo, probablemente lo haga pero….10 años después y los primeros inversores habrán pagado el pato de innovar en un mercado que todavía no estaba maduro. ¿Puede pasar lo mismo con la Web Semántica? ¿Hay ya aplicaciones rompedoras que sean rentables? Si yo siempre apuesto por la innovación pero, con el dinero de mis inversores, tengo que ser cauto y la innovación obliga a no serlo. Por eso nos falta en España capital riesgo de innovación pura que apoye proyectos en los que estemos dispuestos a invertir pero sepamos que, probablemente, sea cuestión de esperar a que la tecnología madure y la rentabilidad, si llega, será en el doble de años de lo que normalmente esperamos -5 años- ¿Cuantos conceptos tecnológicos conocéis que hayan tardado 10 años en ser una realidad?


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios