BAQUIA

San Google…tráeme a todos los que se equivocan

Estoy ya aburrido, he visto todos los partidos del Open de Australia y decido leer online después de terminar las versiones escritas de El País y El Mundo del fin de semana. Tecleo “elpais.es” pero se me va la velocidad y en realidad llego a “elapis.es” en donde tardo una fracción de segundo en darme cuenta que he deletreado mal el nombre y estoy “dentro del festival de comida gratis de Google”.

Oye!! ¿Cuanta gente vive en España, por no decir en el mundo, de tener dominios que no significan más que eso, errores de tecleo de un navegador cualquiera? ¿Pagarán impuestos por sus ingresos?

El parking de dominios, perfectamente lícito, lo inventaron los propietarios de dominios como escaparates y para tener unos ingresillos mientras encuentras a quién vendérselo pero eso ha dado lugar a un profundo mundo de “expertos” en SEO y SEM que “descubren” a diario dominios que se teclean por error y los convierten en lugares más o menos masivos de anuncios de adwords. Algunos son verdaderas cadenas de “subdominios” que, en su totalidad, facturan cifras automáticas que ya quisiera un negocio físico.

La mayoría, como en el caso de los spammers, se basa en grandes estadísticas, en ninguno de ellos ganan cantidades masivas de dinero pero, dándoles buenos posicionamientos y cuidándolos, muchos les proporcionan entre 300 y 1.000 Euros de beneficios al mes y la mayoría de los que se dedican a este tipo de ¿negocio? tienen docenas cuando no centenares de ellos. ¿Os imagináis? muchos de ellos, por lo menos en España, están ganando cifras superiores a los 10.000 euros al mes mientras sonríen y ronronean cuando se les pregunta en que trabajan. ¿Trabajar? ¿Yo? ¿Y eso que es?.

Bueno, también hay que currárselo pero que conste que no rompe la espalda.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios