BAQUIA

Me ponen a caldo. ¿Con razón?

Juan Domínguez está en completo desacuerdo con mi post anterior.Esto es lo que dice en su comentario¨: \”

Hola Rodolfo; me llamo Juan Dominguez, y me dedico a crear empresas (on y offline) y a vivir de ellas. Algunas de ellas han sido un gran éxito (Viajar.com), otras un fracaso sin paliativos y otras nos dan para vivir a mi, a mis socios y a unos cuantos empleados, y no puedo estar más en desacuerdo con lo que cuentas en tu blog y con tu idea de la empresa en general.

Tu idea de la empresa es claramente la del pelotazo, en la que el empresario trabaja unicamente para conseguir financiación y llegar de una ronda a otra y poder al final vender la empresa logrando grandes plusvalías, en un tipo de operación que bien se podría llamar \’tonto el último\’, cuando la realidad, y más en España, es que las empresas y los empresarios trabajan para haber creado esas empresas, para verlas florecer y para vivir de ellas. Hay casos de gente que gana muchísimo dinero, obviamente, pero muchas veces son subproductos de su otra intención.

Por cierto, y por si no lo sabias, la época de hiperinflación de las valoraciones se ha acabado el año pasado, así que si tu idea de un negocio es vender por 1000 lo que te costó 10 hace un año, tengo muy malas noticias para tí: simplemente, no va a ocurrir.

Lo que tú llamas despectivamente \’la PYME que vegeta\’ es simplemente la empresa en la que no se ha forrado el inversor de turno y se mantiene en ritmos normales, no de lotería primitiva, que es lo que en realidad hace que funcione el mundo.

Me molesta profundamente leer este tipo de cosas que imagino que ilusionados futuros empresarios sin experiencia también leerán y quizás lleguen al equívoco de que TIENEN que crear un monstruo que crezca un 200% todos los años durante cuatro años en vez de empresas sólidas que \’vegeten\’ exitosamente durante muchos, muchos años.

En fin, veleidades de gente avariciosa. Y ya puestos, me encantaría que me contases qué es lo que hay de verdad detrás de DAD, porque desde mi no demasiado inexperto ojo parece simplemente un ejercicio de llegar a la próxima ronda y nada más.\”

Respuesta:

Como ya he explicado antes se ha entendido mal mi post, quizás me he expresado mal. Lo que quería decir es que hay que saber gestionar las expectativas y que una empresa rentable puede no ser el vehículo adecuado para un inversor de capital riesgo. Lo que pretendía explicar es que empresas de autoempleo, que son muy interesantes para sus promotores, se prestan poco a que inviertan gente desde fuera y en ningún caso pienso en el pelotazo ya que, en DAD, no se ha tenido en cuenta ninguno y si el que la mayoría de sus empresas salga adelante y se conviertan en buenos negocios.

Sobre el tema de DAD que planteas, muy bien por cierto, DAD es, a mi modo de ver, el primer vehículo español de inversión en tecnología e Internet a largo plazo. Mi visión es que sean los propios CEO´s de las empresas en las que participamos los que se conviertan en la siguiente generación de inversores de DAD. Es decir, lo que pretendemos es que, con el paso del tiempo, DAD aglomere a inversores que han hecho dinero en Internet, conocen el medio y les gusta un vehículo participativo en el que pueden canalizar inversiones personales pero dentro de un marco compartido. De hecho, en las últimas inversiones que hemos hecho en DAD, la mitad de la ampliación se ha cubierto con inversiones particulares de inversores en DAD y la empresa ha cubierto el resto.

Mi visión es a muy largo plazo, me gustaría que en 10 años DAD, con 40 o 60 inversores del sector fuera capaz de financiar 20 o 30 proyectos al año en capital semilla y que el accionariado de DAD se fuera rejuveneciendo en oleadas cada dos o tres años para dar cabida a las nuevas generaciones que han tenido éxito y que están más al día de la evolución del medio.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios