BAQUIA

En modo supervivencia

Conozco ya varios casos en el que, debido al enfriamiento rápido del crédito y las consecuencias que ello está trayendo para muchas sociedades de inversión, hay start-ups que han tenido que pasar a lo que denomino “modo supervivencia”. Eso significa que hay que ajustar los costes a los ingresos y, si es necesario, dejar el crecimiento para más adelante y cnetrarse en la rentabilidad a corto.

Estos cambios de velocidades, que implican muchos digustos, empleados despedidos y oficinas cerradas, son traumáticos pero imprescindibles en muchos casos. Durante la época de los cierres de las rondas de financiación sin problemas, no existía duda, en una empresa con un modelo de éxito, en que se conseguiría la siguiente ronda. Hoy, eso no está garantizado y es mejor curarse en salud.

Sin embargo, es un época terriblemente oportunista y quienes saben buscar productos “de mercado hoy”, aquellos que tienen que ver con abaratar costes, impulsar la rentabilidad o mejorar las prestaciones, ofrecen nuevas oportunidades de crecimiento.

El mercado inmobiliario y el del automóvil se están ya reinventando para un entorno en el que ya no se “despachan” productos sino que, por primera vez en muchos años, hay que salir a buscar al cliente, de entre los pocos que quedan, claro.

Es la hora de la innovación y las soluciones a corto plazo aunque sin dejar de levantar la cabeza y pensar estratégicamente, a largo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios