BAQUIA

Sudar la camiseta. Despachar versus vender

¿Habéis notado una mejora en las formas en las que os llegan propuestas? ¿No? Alguién no se ha enterado de que estamos en crisis. En épocas de bonanza económica con presupuestos hinchados, las empresas se dedican a despachar sus productos. Los clientes entran por la puerta y se ponen en fila. No more.

Ahora hay que sudar la camiseta. Ya no hay cliente fácil y el poco dinero que hay para invertir está destinado a:

  • Ahorrar costes
  • Incrementar ventas
  • Mejorar la eficacia productiva
  • Acortar el ciclo de venta…

Es decir, hemos pasado de que se pudiera vender “nice to haves” a que solo se venden “must haves“. Cada presupuesto que presentemos, cada propuesta de negocio que hagamos tiene que convencer de es necesaria para nuestro cliente potencial y que lo es hoy, que no puede esperar porque le va en ello mejorar alguno de los puntos anteriores y, en definitiva, le demostramos que queremos su negocio pero que también el/ella lo necesita incluso en estos momentos en donde tiene que hacer un esfuerzo para financiarlo.

Sigo recibiendo propuestas “muy flojitas” que demuestran que, los que se han enterado de la crisis, tienen un buen espacio en el que crecer. Hoy, ya no nos vale el segundo, si nos vamos a gastar un dinero, difícil de obtener, queremos pasión y convicción en quién lo presenta. Se han acabado las malas propuestas que alcanzan el éxito. Ahora, solo las mejores, lo consiguen.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios