BAQUIA

Las cosas que nunca son como se espera

¿Donde está, the paperless office?. Es curioso pero cada día imprimimos más cosas innecesarias y eso que, hoy por hoy, la mayoría de los correos electrónicos que recibo dicen “piense bien si es necesario imprimir este correo”.

La tecnología cambia pero los seres humanos no. Seguimos queriendo leer en papel cualquier documento que tenga más de dos páginas y el resultado es que seguimos imprimiendo como si la tinta fuera gratis, el papel no destruyera árboles o los residuos de ambos no fueran un foco de polución sin límite.

A mi me encantaría que el Kindle 2.0 y los demás sistemas de libros electrónicos evolucionarán para evitar que sigamos utilizando el papel para todo pero, desgraciadamente, somos hijos de la costumbre y me temo que tardaremos muchos años en poder prescindir del libro impreso tradicional.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios