BAQUIA

Una buena aplicación no es un negocio

Cada vez que veo a un emprendedor que viene una -el algunos casos- muy buena aplicación informática tengo una sensación doble. Por un lado me encanta lo que han hecho pero, por el otro, sé que precisamente porque todo su foco ha estado en conseguir una gran aplicación, lo que tienen es un negocio muy poco estudiado al que le falta visión y ambición compartida.

Señores y Señoras, un gran producto no hace una gran empresa aunque, lógicamente, ayuda a conseguirla. La gran empresa se pare desde la ambición de cambiar las cosas, revolucionar algo, reconvertir un sector, ganar miles de clientes en base a una nueva filosofía -de la que la aplicación puede/debe ser la clave, pero eso solo no sirve-. No me vale una aplicación muy buena si no viene acompañada de un proyecto completo que me entusiasme.

Pensadlo bien, la visión es más importante que el producto, sobre todo al inicio, luego, con el tiempo, hay que entregar un gran servicio o una muy buena aplicación pero, para empezar, hay que querer cambiar algo de forma dramática y contundente.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios