BAQUIA

La gestión de las espectativas

En la vida todo es del color según el cristal con que se mire. Importante, últimamente, me veo con gente que tiene una espectativas increíbles. Una empresa que no vale gran cosa para nosotros y que ellos valoran por encima de cualquier razonamiento. Un puesto de trabajo que describe sus espectativas de lo que no quiere hacer. ¿Y lo que va a hacer? Ah! no eso no lo explica.

Para un rico gastarse 100 Euros en una comida no es nada preocupante. Para alguién que tiene 100 Euros para pasar la semana si. ¿Como gestionar espectativas dispares? Hay que ser muy claro desde el inicio y no perder el tiempo con quién quiere vendernos un euro por cien.

En Internet, cuando compras una empresa de la competencia o porque creas que es un buen complemento a la tuya, tienes que calcular el  porque y para que lo compras. Hoy en día hay muchas webs en venta, la mayoría no valen absolutamente nada porque hay que buscarles un nuevo modelo de negocio porque el que tenían estaba agotado, porque llevaban años sin invertir nada en la empresa y sus visitantes están estables o desaparecen o porque la tecnología que tienen no nos sirve para nada o porque lo que hacen es de dudosa legalidad.

¿Cuando vale un lector, un comprador, un visitante? Es un ejercicio que hay que hacer regularmente, ya que cambia con frecuencia y, sobre todo, dadas las dificultades en España con la protección de datos personales, hay que asegurarse con un abogado especializado que lo que quieres hacer/comprar está legalmente funcionando y se puede traspasar sin problemas.

No es sencillo y, en cualquier caso, lo que nadie debe querer comprar -por muchos cantos de sirena del departamento de marketing- es un nuevo problema.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios