BAQUIA

El malo, el malísimo y el inversor

Everyone loves to hate…the investor. Es curioso como, a medida que las cosas van bien en una start-up, los emprendedores empiezan a considerar a los inversores un lastre. Total, ¿qué han hecho realmente por la empresa? Simplemente financiarla, algo que puede hacer cualquier con dinero. ¿Donde está el mérito?.

Nosotros, como integrantes del grupo inicial del emprendedor, no lo sufrimos porque nos consideran “de la casa”, saben lo que conocemos del sector y cómo les hemos ayudado en momentos clave, sin embargo, no es lógico, ni sano, olvidar que la empresa, sin la inversión de los VC´s no hubiera llegado a donde está y solo recordamos la cosas malas de la relación cuando, en realidad, en varias ocasiones, salvaron la vida de la empresa con la entrada de un nuevo inversor o un pequeño crédito puente mientras llegaba el maná de la siguiente ronda.

Otra cosa, bien diferente es que no hayamos negociado bien los términos y luego nos parezca que estamos dejando demasiadas plumas sobre la mesa. Eso es un error de la negociación pero debe no enturbiarnos la mirada hacia atrás de lo que esos capitales han significado para nuestra empresa.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios