BAQUIA

El marketing de las copias “piratas”

Gracias a Julio Alonso que lo twittea leo este excelente artículo de Javier Candeira. No puedo estar más de acuerdo con él y con los nuevos modelos de negocio -capaces de impulsar la cultura- que ha tenido la paciencia de recopilar y explicar con una pluma fácil y una convicción cristalina.

¿Os acordáis de Wordstar? Fué el primer procesador de texto que lanzó a los PC´s y les convirtió en algo útil y deseable, en algún momento de su historia Seymour Rubenstein, su creador, llego a decir que su producto tenía 2 millones de copias instaladas y que además tenía unos usuarios \”piratas\” de dos veces esa cantidad y aseguraba que ese \”pool\” de usuarios era su mejor cartera de futuros clientes.

Es decir, muchas copias piratas, se convierten en negocio cuando, en una de las tantas nuevas ediciones, el denominado \”pirata\” decide pagar para no tener que estar constantemente persiguiendo la última funcionalidad que se ha perdido con su anterior copia. Como tan bien explica Javier Candeira en su artículo, existen ya docenas de fórmulas probadas para ganar dinero de la obra creada cobrando de otra manera.

Estamos en un mundo que, ya antes de la crisis, tendía a la gratuidad y que, constantemente, como ha ocurrido con la prensa gratuita, encuentra modelos de negocio de \”no pago\”, algo que Internet solo acelera pero no inventa. Con el tiempo, los modelos de negocio que están basados en algo que no aporta valor desaparecen.

La Inglaterra que recibió Margaret Thatcher mantenía en cada tren eléctrico, además de sus conductores reglamentarios, un par de antiguos maquinistas de máquinas de vapor. A la Dama de Hierro le duraron unos meses más y, con gran ruido y estruendo mediático, sacó a su país del siglo XIX.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios