BAQUIA

Espacios intermedios

No puedo evitarlo, soy un fan de mi fan. Menestro es un lector de Infoman que, siempre con opinión y buena pluma, nos deleita – en relación a mi post anterior- con comentarios como el siguiente:

\”¿Conoces la función de los espacios intermedios en arquitectura Rodolfo?

Se supone que en teoría de arquitectura son los lugares que no son dominio de ninguna persona o clase, que sirven de pasillos entre las diferentes capas sociales y o físicas o arquitectónicas, es decir donde transitamos de una superficie arquitectónica, o plano social, a otro. En medio de un parque puedan coincidir paseando el perro, un alto directivo y una de los clientes de la compañía, y se les dota de ciertas cualidades que sitúan en un plano de igualdad y relación entre ambos que en otros espacios físicos – oficinas, lugar de trabajo – no se podría dar, retando a la barreras físicas y sociales. Este aspecto está muy valorado en arquitectura porque además de un nuevo espacio físico, crea un nuevo ámbito de relación, social, interpersonal, de comunicación, que nos permite mantenernos comunicados con el mundo que nos rodea y nos aleja del aislamiento, de los roles o barreras de clase o sociales. Viene a cumplir el papel primigenio de medio de igualdad democrático, sin clase, que representaba el ágora, y que igualaba al estatus de ciudadano a cualquiera que accediese a ella y difuminaba la líneas definidas entre los roles sociales. Evitaba el clasismo y por tanto servía como línea de fluidez que permitía evitar las luchas de clases o sociales. Todo esto lo vemos en las revoluciones, como la francesa, cuando la arquitectura y la ciudad crean líneas de división que hacen insalvables las diferencias entre clases y culturas, provocando la ruptura violenta y expansiva de estos diques de contención artificialmente construidos y que nos aíslan.

Existe un dicho que predica que un Gato puede mirar a un rey, sin sumisión, el único súbdito al que le está permitido situar su mirada por encima del armiño.

A veces mantenemos lazos con personas que de otra forma no conoceríamos, porque existen estos espacios, un director de banco con su vecino, arquitecto, alguien que traba amistad con un total desconocido paseando el perro, y situaciones fuera de lo que es el rumbo cotidiano, una estrella de Hollywood con su peluquera, etcétera ¿Quién no conoce a alguien que ocupa un status social, cultural, o económico diferente y con el que mantiene un estrecho vínculo de amistad o de respeto mutuo?

Podríamos referirnos a estos espacios en muchos ámbitos relativos a las ciencias y las artes o las relaciones interdisciplinares, que abren nuevas relaciones y espacios de expansión de una idea o de un concepto, actuando como propagador del mismo, y donde sería muy interesante revisar estas relaciones en el ámbito de propuestas como las de Kuhn y las revoluciones científicas.

Pero, ¿dónde están los límites? ¿Quién explora esas zonas difuminadas apartadas del tránsito cotidiano y son quienes abren nuevos espacios y caminos? No tenemos una palabra para referirnos a ellos, en alemán existe una palabra “Sinnzusammennhang”, que viene a ser “conexiones de sentido”. En ciencia podrían ser los que combinan dos métodos distintos en una nueva vía de investigación, en arte quien se atreve a cruzar un de un estilo a otro incorporando técnicas o conceptos que proceden de una tendencia diferente, los que perfeccionan un nuevo método de comunicación, los fotogramas intermedios que nos hacen movernos hacia una transición en cada imagen y que sirven de enlace para crear, de una realidad, otra nueva.

Al menos siempre he percibido una constante que caracteriza a los que transitan por estas líneas, abriéndonos los ojos a nuevas realidades y es la pureza en la mirada, que les permite ver más allá de las marcas que unen esos espacios y se atreven a cruzarlas para crear un nuevo camino o expresión, a improvisar un paso nuevo de baile o canción, o introducir una nueva tecnología, o simplemente a crear con cada sencillo gesto una nueva forma de comunicación.

Son espacios desnudos, destinados a la colisión entre ideas y personas. Entre sentimientos y razones.

Celebremos que este nuevo año más que una derrota económica sea una renovación que redefina las barreras que nos limitaban y caigan los muros de contención, permitiéndonos expandir nuestras fronteras sociales y personales haciéndonos un poco más libres y dueños de nuestro destino.

Como las trompetas de Jericó a veces se abren puertas en vez de derribar muros. Es inevitable, porque no lo queremos evitar.

Feliz 2010 ;)\”

Que sea muy Féliz para todos los lectores de Infoman y, muy especialmente, a aquellos, como tú Menestro, que siempre tienen algo nuevo que aportar y, aunque a veces me generen inquietud, hacen mucho mejores mis posts…


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios