BAQUIA

Trabajar en cualquier cosa con gusto

Ayer desayuné con mi mujer en una cafetería y nos encontramos con un camarero de buen humor. Hacía su trabajo de forma diligente y con una sonrisa en la cara. Mi mujer no pudo menos que felicitarle cuando nos íbamos. Hoy en día es raro ver a la gente contenta con su trabajo y demostrándolo.

Estamos en un país que tiene ya casi 4 millones de paradados y, millones de los que trabajan, lo hacen aburridos, malencarados y en completo desacuerdo con lo que hacen. Un “tweet” de hoy de @taxioviedo me lo ha recordado. Decía: “No hay que hacer cosas extraordinarias, sino hacer cosas ordinarias de forma extraordinaria”.

Siempre es mejor un camarero satisfecho con lo que hace que un médico cansado de su curro o un vendedor malencarado por lo mal que le trata la vida. No se puede emprender para pasar el rato, sin pasión y curro no se sale adelante.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios