BAQUIA

Al emprendedor no le arredra la nieve

Hoy he tenido una reunión precisamente en Las Rozas. Si ya era malo el tráfico en la capital, una vez dejabas la carretera de La Coruña, en aquellos parajes era infernal. He visto más de 20 coches tirados que han chocado contra los arcenes y es que, con nieve, hay que aprender a no frenar cuando el coche resbala. Vaya, uno de esos días en los que los propietarios de un todoterreno te miran sonrientes por la ventanilla de su vehículo mientras observan tus dificultades.

El hecho es que, a pesar de que mi interlocutor ya no me esperaba, he llegado a la hora en punto y eso me ha hecho reflexionar sobre la importancia del cálculo previo y la observación metódica de la carretera por la que circulas. Trasladado al entorno emprendedor, hay que hacer frente a cualquier nevada pero conviene prepararse bien, medir todo lo que haces durante el camino y prever lo que tienes que hacer para llegar a tiempo…

Y en el caso del emprendedor, desgraciadamente, no existe el todoterreno de soporte, sino que tienes que hacerlo con el vehículo que tengas que siempre tiende a ser menos de lo que esperabas de él.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios