BAQUIA

140 caracteres dan para mucho Twitteo

Esto del Twitter se vuelve una costumbre casi sin darte cuenta. Estás en una cena y, sin poder remediarlo, tienes que mirar que últimos comentarios te han llegado. Para ser educado es mejor levantarse con la excusa de ir al baño y leerlos allí, lejos de las miradas de los demás comensales que -desconectados- no entenderían tus intereses en medio de una amena cena.

¿Cuando está uno enganchado a una aplicación? Algunas de las personas que sigo no paran de enviar “tweets” en algunos casos, hasta 50 diarios. Yo intento no sobrepasar los 10 diarios para no cansar a mis seguidores, además, no se me ocurren cosas interesantes cada momento  y dar solo noticias mías sin más, no me parece interesante para la mayoría de mis seguidores.

Claro está que ya va siendo un buen número de los que twittean por trabajo. Es decir, utilizan tweets para promocionar un evento, un producto o una empresa. No lo tienen sencillo, hay que saber darle la cadencia adecuada para que no se entienda como “spam” y mantener los comentarios comerciales como si no lo fueran. Admiro ese trabajo diario de la promoción por stream de tweets que se va haciendo muy frecuente pero hay que saber soportarlo sin molestarse. Hay formas peores de ganarse la vida y además, más de una vez, he sabido algo interesante gracias a sus promociones…


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios