BAQUIA

Tengo iPhoneitis

Me llama la atención la lucha entre la Blackberry y el iPhone. Son dos bandos enfrentados, dispuestos ambos a enfrentarse por defender su principal aliado en los negocios. Yo los he usado los dos y reconozco que la Blackberry es mejor para mantenerse al día con los correos electrónicos y tiene un teclado más manejable pero, la verdad sea dicha, a pesar de todo, mi iPhone es cada día menos teléfono -en lo que no destaca especialmente- y más ordenador de bolsillo.

Desde que hemos pasado todo nuestros entorno a Google Apps y lo tengo accesible desde el iPhone, mi vida ha cambiado sustancialmente y ahora, con Twitter por otro lado, no estoy aislado nada más que cuando estoy reunido y pongo en silencio el iPhone. Me puedo quejar de su batería y de que pierde la cobertura con mayor facilidad que los demás teléfonos pero todo ello queda compensado por la aplicaciones que me descargo del Apple Store (iTunes) y de las habilidades adicionales que me da en la gestión de entornos ofimáticos antes relegados a la oficina.

Por otra parte, el continuo martilleo del correo en la Blackberry que sufren sus usuarios les hace, cada día más, perder atención en reuniones importantes por intentar seguir la entrada de correos y, en cuanto nadie mira, contestarlos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios