BAQUIA

Salirse de una inversión

Cuando entras en una empresa lo haces porque crees en emprendedor y en su proyecto. A medida que avanza y se desarrolla, le vas cogiendo más interés y, con el conocimiento de sus perspectivas, la vas viendo como una inversión a largo plazo.

Sin embargo, el objetivo de una empresa como DaD es ganar dinero vendiendo sus participaciones y eso exige que, cuando llegue el momento -algo que es difícil planificar bien- debes hacerlo sin esperar a que la empresa alcance su mayor explendor. Hay que dejar que otros -con mayor capacidad inversora- la lleven a los últimos tramos de su desarrollo camino de su salida a Bolsa o cualquiera que sea su destino final como empresa de gran éxito.

No es nada sencillo, llevamos ya 4 años en algunas de las empresas que invertimos al principio y algunas empiezan a ser posibles objetivos de desinversión ya que su valoración para DaD ha superado con mucho el objetivo inicial. Vender nos permite ganar dinero y poder reinvertir y pagar dividendos, algo que todos los accionistas vemos con buenos ojos pero, a pesar de ello, no es sencillo dejar marchar una inversión camino de la siguiente revalorización…

No se puede tener todo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios