BAQUIA

Universitarios o no.

Menestro nos envia este comentario a mi anterior post:

“No es lo habitual en España. Y sin embargo el 60% de los emprendedores o directivos de empresas en Alemania tienen un doctorado y/o formación en un tercer ciclo. La gran mayoría de los empresarios que figuran en los 500 de Fortune tienen formación en carreras humanísticas, Arte, Historia, Etc., aun dedicándose a sectores como la inversión o la tecnología. El inicio de la revolución tecnológica se dio en las cercanías de las universidades en california, y no por casualidad; Yahoo, Google, Cisco, Adobe…

Solo en países con escasa madurez y un tejido económico muy débil triunfan personas sin formación, pero con un cierto sentido de la oportunidad y la desaprensión, como el Pocero, Jesús Gil, March en su tiempo y tantos otros.

Es un buen indicador de la salud económica de un país. A mayor número de emprendedores con formación universitaria, mayor grado de desarrollo económico.

Casi podríamos decir que la actual crisis derivada del monocultivo de ladrillos se debe la falta de cultura económica y formación humana, lo que ha polarizado la actividad económica en un sector. Aunque lamentablemente, lo cierto es que en España un título académico no es ninguna garantía de cierto fondo cultural, ni siquiera de cierto nivel educativo.

Durante los ciclos expansivos y contracciones de la economía se produce esa ilusión que hace pensar que se pueden realizar grandes ganancias económicas sin una formación o preparación previa que permita ser competitivo y desempeñar una labor empresarial eficaz, con solo ser una persona ambiciosa y dispuesta. Pero lo cierto es que en una industria moderna como internet, que tiene su raíz hundida en el desarrollo tecnológico y cultural, es fundamental la formación y el talento.

Por supuesto existen triunfadores que se han formado especializándose en su oficio a lo largo de su carrera, y han desarrollado una trayectoria exitosa en su sector, pero por lo general suelen fracasar cuando salen de su ámbito de competencia o su primera iniciativa de éxito y suelen estar bastante limitados. Es un fenómeno bastante común, y la verdad a veces la ignorancia produce aun mayor impresión que el éxito.
Mi consejo es muy claro y siempre será el mismo; nunca abandones los estudios para iniciar una empresa. A no ser que no tengas dinero para pagártelos, claro.

Y por supuesto, nunca des por hecho que alguien con una licenciatura universitaria es una persona culta y formada. Existe toda una generación universitaria que se ha criado sin leer más libros que bestsellers, u otra cultura que el cine y la televisión basura.

La formación en el mundo de la empresa es un tema que siempre me ha llamado la atención. Sobre todo por el contraste que ofrece la abundancia de sucedáneos.”

Mi comentario:

Intuyo que tu comentario sobre los empresarios alemanes es mas reciente, Menestro, Yo vivi en Alemania diez anyos, hace ya treinta y entonces corria alli un dicho que preguntaba por que habia tantos empresarios sin carrera y la contestacion era que para que pudieran dar trabajo a los universitarios.

En nuestro pais hoy es ya muy dificil encontrar gestores de primer nivel sin educacion superior -aunque este de acuerdo contigo que eso no garantiza intelectualidad- me imagino que, con el tiempo, habra pasado lo mismo en Alemania.

De lo que no estoy de acuerdo es de tu comentario sobre el mundo de las constructoras, si bien tienes razon entre las pequenas, en las grandes los CEO’s son ingenieros de caminos y han sabido crear empresas que compiten con las mejores del mundo por proyectos de todos los continentes.

Tambien estoy de acuerdo contigo sobre las empresas de Internet y la necesidad de tener gente bien preparada al timon de cualquier empresa que quiera competir a nivel mundial.

No olvides tambien que nuestro pais tiene 3 de las Universidades de postgraduados mas reconocidas del mundo y eso hace esperar que, a pesar de que sea verdad lo que dices sobre universitarios que dejan de leer en cuanto terminan la carrera, debemos estar preparando bien por lo menos a un numero, mas o menos reducido, de previlegiados de dichas universidades privadas.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios