BAQUIA

Del Internet de hoy a la nube del mañana

De cuando en cuando me encuentro con alguién que no se puede catalogar. No se si genio o hacedor de lluvia pero siempre intento darles la oportunidad de demostrar que son lo primero. ¿Quien sabe? A lo mejor hago el descubrimiento del siglo gracias a mi credulidad.

En cualquier caso, algo que saqué ya en limpio de nuestra conversación fue el nuevo concepto de que Internet, que siempre se había representado por una nube pero que, en realidad, era una red nodal global, cada día se acercaba más a su representación gráfica de nube.

Mi interlocutor me contaba que, en unos años, Internet será realmente una nube en la que los bits, como gotas de lluvia antes de su condensación, formarán parte de la nube que estará distribuida por todo el planeta y en donde cualquier ordenador personal podrá tener partes de una gota (archivo) que solo se “juntarán” cuando sea necesario para su uso. Como las gotas de agua de una nube que, solo después de condensarse, configuran la gota unitaria mientras que antes han formado parte de la nube sin reconocimiento individual.

El paradigma de todo lo que hacemos se transfigura en un entorno de este tipo y los modelos de negocio están todavía por inventar. De hecho me pregunto de que sirve hablar tanto de pago según el tipo de contenido en ese entorno que me describía mi interlocutor.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios