BAQUIA

El valor de un buen socio

La mayoría de los emprendedores cree que, un buen socio, es aquel que aporta dinero y luego, una vez hecha la inversión, se quita de en medio y nos deja trabajar en lo nuestro. Una vez tenemos su dinero, ya es nuestro y muchas gracias pero no necesito nada más tuyo.

Craso error.

Un buen socio debe ser crítico sin ser cicatero, pedir que le informes, leerse y comentar lo que le explicas y, cuando pueda, contribuir a que la empresa -no olvides nunca que el/ella es tu socio/a- valga más dinero cuanto antes.

Un buen socio es alguién que tiene experiencia, manifiesta criterio y es increíblemente “supportive“, es decir, sus críticas son siempre constructivas, trata de no contarte historias de su pasado y se centra en mejorar la visión que tienes como emprendedor de un problema nuevo.

Yo tengo unos socios que son la repera y DaD no sería hoy lo que es sin ellos y desde luego, sobre todo a nivel de Consejo, tienen criterio y lo manifiestan pero, muchas de sus ideas, han servido para hacer una mejor empresa y conseguir un ecosistema inversor que es ya único en el mundo…


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios