BAQUIA

Adelgazar para morir

Muchas empresas tienen que adelgazar. No queda más remedio, si siguen perdiendo dinero y no consiguen sacar adelante sus planes, una de las primeras medidas a tomar es rebajar los costes. Desgraciadamente, esto puede ser, mal llevado, el principio del fin. Se puede adelgazar tanto que se acostumbre uno a no comer…hasta morir de inanición claro.

Ahorrar si, menos en promocionar la empresa y conseguir que sus ventas aumenten de nuevo. Hay que poder invertir lo que se debe para salir adelante. ¿Y si no se tiene dinero? En la mayoría de los casos, la falta de ventas y como consecuencia de dinero para inversión en marketing y ventas es fruto de una falta de prioridades bien fijadas. Los técnicos creen que es más importante que la Web funcione mejor o llos comerciales que acudamos a una Feria o la Dirección que firmemos un gran contrato con Telefónica…todos están equivocados, lo más importante es sobrevivir y eso se  hace focalizando todos los esfuerzos en ganar nuevos clientes, mejorar nuestros ingresos y cuidar la cuenta de resultados sin adelgazar tanto que desaparezcamos.

Es un equilibrio difícil pero imprescindible.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios