BAQUIA

Ambición medida

No se trata de querer comerse el mundo partiendo de Cuenca y sin recursos pero tampoco puede ser, lo que me sigue pasando, que un emprendedor pretenda conseguir 400.000 Euros de inversión para un proyecto que, según su propio plan de negocio, venderá 500.000 Euros en el tercer año.

Hay que ser realista pero eso pasa también por entender que no se puede presentar un proyecto a un inversor si éste no tiene recorrido, ni está en relación con el dinero que se solicita. Hay que tener claro que el inversor busca un proyecto con recorrido para poder ganar un múltiplo muy alto que le compense de aquellas inversiones que no le salgan bien y -en muchos casos- eso es un porcentaje alto de las mismas.

Un inversor no busca una rentabilidad de un 15 o un 20% anual, busca una empresa que se dispare en valor para todos y que cree gran valor para el accionista. Eso  no quiere decir que no sea perfectamente viable una empresa que crezca de manera tradicional y que se convierta en una PYME que soporte a 20 o 30 personas para siempre.

Simplemente, eso no es lo que busca el inversor de capital riesgo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios