BAQUIA

Más sobre Comercio Electrónico

Jaime nos envía el siguiente comentario sobre el tema:

\”Coincido en el crecimiento futuro del comercio electrónico. Planteo ahora el caso de los negocios online basados en modelos de negocio de larga cola.

Mercado de nichos: Menestro plantea que “Si no es rentable en pequeño, difícilmente lo va ser “a lo grande”, ese es uno de los grandes espejismos de internet.” Esta afirmación va en contra de la teoría de la larga cola http://es.wikipedia.org/wiki/Larga_cola de Anderson que plantea que productos que no son rentables en tiendas con altos costes (alquiler, marketing, etc) sí que podrían serlo en el mundo online. En la definición de wikipedia se plantea el contraste entre el mundo de retail real “un mercado centrado en el alto rendimiento de pocos productos” frente a otro, nuevo y todavía no familiar, basado en la suma o acumulación de todas las pequeñas ventas de muchos productos, que puede igualar o superar al primero”. ¿Como se valoran desde la perspectiva de DAD los enfoques centrados en la larga cola? A priori, un líder mundial basado en un modelo de negocio de larga cola puede ser muy rentable.

Algunos problemas habituales a los que se enfrenta según mi experiencia los mercados de larga cola son:

Larga cola en productos físicos: la teoría de la larga cola parece funcionar bien para productos que no requieren stocks; por ejemplo la música digital. Sin embargo, el paradigma cambia cuando se trata de productos físicos. Al tener como mercado objetivo un nicho de larga cola, generalmente atiendes un catalogo de productos amplio del que resulta difícil tener stocks mínimos para atender futuras demandas. Aquí es dónde entra el conflicto entre ser un comercializador o dar al salta a fabricante para no depender de terceros. ¿Conocéis algún caso de éxito real, con cifras, de un modelo de larga cola con producto físico en España?

Proveedores/fabricantes no adaptados al mundo online: dado que la cobertura de stocks de todos los productos es complicada, se requiere tener proveedores que cumplan con los criterios de suministrar bajo pedido rápido. Aquí surge un problema habitual de “fullfilment” de cara el cliente. Este se ha acostumbrado a comprar online y recibir al cabo de una semana. En mercados en los que el proveedor no se puede adaptar resulta difícil cumplir con los plazos de entrega (incluso el estipulado a nivel legal de 30 días). ¿De qué sirve comprar online algo que me cuesta encontrar en la calle si me tardan 40 días en entregarme el producto? Aquí la larga cola se complica.

Logística: resulta un reto importante mejorar el nivel de respuesta en materia de ecommerce. Se suele trabajar con proveedores ie. empresas de logística y envío de paquetería urgente con las que todo va bien mientras no hay un problema. Cuando surge el primer problema: “la entrega que no se ha realizado, o que han robado al mensajero o que lo ha dejado en el buzón pero no aparece entonces uno se enfrenta a un reto mayor que el darse de baja con una operadora telco. Las empresas de envíos o courier están acostumbradas a un negocio de volumen en el que si se pierde un cliente por una mala respuesta se recupera vía el esfuerzo comercial que está constantemente captando nuevos clientes. Lo que le pueda pasar al sitio de ecommerce con su cliente les da igual. ¿Conocéis el caso de alguna empresa de courier que asuma un compromiso mayor con operadores de ecommerce?

Al final, como en muchos otros sectores, la clave pasa por lograr ventajas competitivas sostenibles. Una clave en este punto puede ser según mi experiencia:

Creación de marcas online: algo que no han planteado los diferentes comentarios es el tema de fidelizar a unos clientes a través de la creación de una marca online. Existen segmentos con un volumen de seguidores con suficiente masa crítica y que permiten no competir exclusivamente en precios en el mundo online. Es decir no limitarse a distribuir productos de terceros sino invertir recursos en tener una audiencia fidelizada con tu producto a través de las redes sociales (facebook, twitter, otros,) a la que se va informando de la evolución de la marca y la marca crece con ellos. Este es un factor muy importante para considerar negocios digitales con ventajas competitivas sostenibles. Los outlets online compiten en precio con listados de clientes enormes, pero difícilmente fidelizan a sus clientes en torno a la marca; el cliente irá dónde la oferta sea más atractiva. ¿Existen apuestas en el mercado español que sean referentes en la creación de marcas online con un producto físico detrás? ¿Qué otros factores nos pueden ayudar a lograr ventajas competitivas sostenibles en el mundo ecommerce?

En cualquier caso nos queda mucho camino por recorrer; y ya lo decía el poeta, “se hace camino al andar….\”

Espero vuestros comentarios para iniciar con él un buen diálogo al respecto.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios