BAQUIA

Adios Tuenti. Bienvenida la gran red global Tuenti

Desde la perspectiva de DaD, Tuenti se ha vendido a un precio relativamente bajo pero un par de años antes de lo posible de otra manera y, con ello, asegurando un resultado que, de otra forma, estaba todavía por ver. Creo que Zaryn Dentzel, Félix Ruiz o Joaquín Ayuso junto al resto del equipo directivo de Tuenti, han hecho una gran empresa y Telefónica ha hecho muy bien en comprarla cuando, por ser solo española, tenía limitaciones en cuanto a su valoración.

Un Tuenti que hubiera demostrado su magia en un segundo país hubiera valido 3 o 4 veces más. Ahora, con  el soporte de Telefónica, deberían probar su modelo en Brasil y convertirse en la gran amenaza de Facebook en Latinoamérica. No va a ser fácil pero el equipo directivo, que se mantiene al completo, ha demostrado que sabe hacer las cosas de manera diferente y con éxito.

¿Los problemas? La convivencia entre una gran empresa tradicional con sus sistemas de gestión en cada esquina, con una start-up que sabe crecer sin respiro y, muchas veces, sin pensarlo dos veces. Si Telefónica impone a Tuenti sus reglas de juego se la cargará más tarde o más temprano. Si, como han explicado por activa y por pasiva, les dejan seguir llevando la bandera como hasta ahora, pueden tener una joya que llegue a valer muchos miles de millones de euros. Un Tuenti de número 2 o incluso 3 en Brasil -no digo ya si consigue como en España ser el número 1 en el segmento entre 14 y 25 años- valdría 10 veces lo que acaban de pagar por la mayoría absoluta de la empresa.

Un Tuenti libre puede hacerlo. Veremos si la matriz les deja alas para ayudarle a ser una referencia en el mercado mundial de redes sociales. Un Tuenti pre-instalado en los millones de móviles de Telefónica podría convertirse en una seria advertencia para Facebook, sobre todo en Latinoamérica y en algún país europeo en donde la líder local ha sido desplazada por esta red y no hay alternativa viable. Tuenti con su \”por invitación solamente\” podría ser una gran baza.

La clave está en saber motivar a un equipo directivo rico al que hay que dar alas para que haga historia.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios