BAQUIA

El proceso de venta de una empresa

Menestro nos hace la siguiente reflexión a tenor de mi post anterior:

\”No es el tipo de cosas que haría. Me parece un poco inmaduro cerrar una negociación a horas intempestuosas. Si faltan puntos, se va cada uno a dormir y reposar el acuerdo tranquilamente y a la mañana siguiente se rematan. No veo ninguna razón para un proceso agónico como si se asemejase a una lonja de pescado, que se va a echar a perder al dia siguiente ¿La hay?

Ya sé que para buena parte de los que se dedican a esto, todo es acerca del dinero y la parafernalia ritual, pero creo que no es una buena forma de conducir un proceso de negociación\”

Mi contestación

Tienes mucha razón Menestro pero las cosas en la realidad son diferentes. Te explico el porqué. Cuando se ha llegado a ese estado de negociación es porque la empresa vale más de lo que el comprador está dispuesto a pagar, los socios financieros que ya están en la empresa quieren jugar su bazas para sacar más dinero que el resto de los socios y los minoritarios, si están bien asesorados, no quieren dejar que les tomen el pelo. Eso hace que haya en la reunión media docena de gabinetes jurídicos intentando demostrar lo buenos que son y cómo defienden los intereses de sus representados y eso da para mucho jaleo en la negociación.

Lo que digo, que aunque no sea lo idóneo, es lo que sucede siempre.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios