BAQUIA

Los servicios de soporte

Entiendo que dar soporte a millones de clientes no es tarea fácil. Ayer he podido comprobar lo peor…y lo mejor del servicio de atención telefónico de Movistar. Los que me seguis en Twitter ya lo sabéis, estoy queriendo comprar el nuevo iPhone 4. Ayer, a eso de las 15 horas, después de asegurarme que nadie más lo tenía, entré en la tienda de la operadora en Gran Vía. Parece una copia de las tiendas de Apple, la verdad es que está muy bien montada y, en cada esquina hay alguién queriendo ayudarte.

Los clientes de empresa a la primera planta por favor. Allí conté a un atento empleado lo que quería, el primer schock traumático es que, según contrate la compra del nuevo iPhone, puede tener que pagar hasta 300 Euros más. No entendí muy bien porque, si existen varias opciones, no hay una clara explicación de como contratar lo que quieres sin pagar de más. En fin, el mencionado empleado me dijo que tenía que llamar al servicio de atención telefónico para que enviaran un número y poder hacer la compra.

Aquí empezó mi desgaste. El empleado que me atendió -parecía haberse tragado una escoba aunque debo reconocer que, ya para entonces, yo no era precisamente el cliente ideal, pacífico y tranquilo dispuesto a escuchar cualquier tontería- El caso es que, me dijo con firmeza, “si no es usted el responsable de las líneas de su empresa, no puedo atenderle”. No valió ninguna explicación, o eres el responsable -no vale ser el accionista principal ni el Presidente, ni el Consejero Delegado- no puede solicitar nada a Telefónica. ¿No habrá alguna forma de permitir un cambio de dicho responsable? Si claro, pero tiene que estar el/ella presente. No fué mi mejor día con el servicio de atención telefónico.

Sin embargo, quizás con la intención de no dormirme con mala sangre, volví a la carga, desde mi casa, a eso de las 21 y esta vez -no sé si por la señorita que me atendió o por mi historial “delictivo” de por la mañana- todo fueron facilidades y…no sigo sin tener el iPhone pero esta vez es porque, una vez con acceso a su Web y viendo como hay que hacer el pedido, me he quedado estancado en la petición de las últimas 15 cifras del SIM de la línea que quiero cambiar. La verdad, a las 22,30 y después de cenar, no me apetecía abrir el móvil y mirarlo. Prefiero hacerlo mañana, desde la oficina.

Ya os contaré lo que tardo en conseguir un iPhone 4…


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios