BAQUIA

Visualizar vs. describir

5 años de “pensamiento visual” con XPLANE me han marcado y soy un convencido del poder de la visualización para “explicar” y compartir objetivos. Una frase escrita o hablada puede ser interpretada de mil maneras diferentes, cuando nos ponemos de acuerdo sobre un resultado y somos capaces de plasmarlo visualmente, todos entendemos lo mismo. Eso auna criterios y descubre malentendidos al inicio, cuando todavía se pueden resolver.

En cualquier start-up es clave conocer el objetivo que se ha marcado el emprendedor. Lo mejor es “verse” dentro de 5 años y luego, también visualmente, ir mostrando en un gráfico los hitos que se necesitan para lograr dicho objetivo.

  • Se empieza por diseñar la situación actual.
  • Pensar el organigrama que necesitamos, hoy y a medida que crecemos
  • Razonar que aporte económico es necesario para ello
  • Pensar en quienes vamos a invitar como inversores
  • Seleccionar los hitos más importantes del camino
  • Definir las áreas clave de la empresa : Dirección, RR.HH, Ventas, Tecnología, Finanzas…
  • Plasmar el sistema de medición que vamos a implementar para saber en cada momento donde estamos en cada uno de estas áreas clave.
  • Acordar puntos de revisión del proyecto cada 3 meses

Lo ideal es terminar con un gráfico de un tamaño DIN 3 que nos deje ver, de manera visual, la totalidad del proyecto en su conjunto. Un gráfico que podemos poner en la pared de nuestra oficina, a la vista de todos, con la misión de recordarnos -y recordar a toda la plantilla- desde donde partimos y donde estamos cada vez que lo miren.

Conviene dejar estático el inicial pero también es bueno ir haciendo actualizaciones semestrales que reflejen la realidad en cada momento.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios