BAQUIA

Largo es el camino del inversor

Si tenemos en cuenta que, como explico en mis presentaciones, una empresa de Internet, en sus primeros dos años de vida, no se sabe si es “macho o hembra”, tenemos que calcular que una inversión en tecnología tiene de media una duración de 5 años y eso es mucho tiempo para algunos inversores.

En España, sin un mercado alternativo preparado para este tipo de empresas, es muy difícil dar liquidez a los socios y hay que hacerlo de manera “manual”. Es decir, estando atento a las necesidades de los inversores y tratando de incluir en “cash outs” a aquellos que, por alguna razón, no pueden esperar más y necesitan recuperar su dinero.

Eso trae como consecuencia el que, si salen los primeros, no puedan/deban hacer un beneficio tan importante como quienes, con más riesgo, se quedan. Por ello, no es lo mismo un “cash out” -en el que el inversor coge su dinero y abandona la empresa- a un “cash in” en donde el dinero que se invierte se queda en la empresa y tiene que ayudar a que ésta valga más.

Los americanos ya tienen alguna respuesta a esta falta de liquidez que, sobre todo, puede ser clave para los propios empleados/accionistas. Empresas de prestigio, antes de hacer una salida a Bolsa, participan de mercados alternativos online que permiten recoger parte de las ganancias futuras de un empleado/socio.

En España hace falta algo similar, pronto.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios