BAQUIA

Toma del frasco Carrasco…

Cada vez que escribo algo sobre mis conversaciones en la red recibo alguna queja, más o menos encubierta, de que no presto suficiente atención a mis lectores y que, en Twitter concretamente, no entro en las discusiones que provoco.

Mea culpa. En mi defensa solo puedo alegar falta de tiempo. Ya no tengo más. Sinceramente, lo intento pero es imposible mantener conversaciones esporádicas, sobre todo cuando se vuelven recurrentes, y necesitan horas de atención, aunque sea de soslayo.

Viene esto a colación de lo que representa el que tengas miles de seguidores y la mayoría solo escuchen que mencionaba en mi anterior post. Es lógico que quienes me escriben esperen un comentario mio pero deben perdonarme si, en muchos casos, me es imposible contestarles. Lo intento hacer desde areopuertos, desde el AVE, mientras espero una visita o en cualquier otro pequeño momento de ocio que me queda durante el día pero, al final, siempre quedo mal con alguien.

Desde aquí, mis disculpas más sentidas. Que sigan insistiendo, cuando tenga un momento de atención libre les contestaré.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios