BAQUIA

La migración de modelos tradicionales al siglo XXI

España necesita una revolución en sus PYMES. Las grandes empresas, con pocas excepciones, son, cada día más, destructoras de empleo. A medida que se vuelven más eficientes necesitan menos empleados y por ello, no se puede esperar de ellas que aumenten plantillas de manera regular.

El crecimiento está en las PYMES. Para ello, los procesos de marketing y ventas, así como de soporte al cliente y satisfacción de los empleados se deben trasladar a nuevos modelos de negocio del Siglo XXI y eso pasa por adquirir un conocimiento de las herramientas tecnológicas que hacen posible una mayor eficacia operativa, la apertura el mundo exterior con empleados capaces de hablar varios idiomas y los servicios abiertos via Web que les permitan vender sus productos y servicios a nivel global.

La computación en nube es un primer paso para permitir alcanzar economías de escala que lo hagan posible a costes que una PYME pueda pagarse. El gran reto es asumir la necesidad de contar en la empresa con especialistas globales y conocedores de las nuevas tecnologías y, lo más difícil, saber integrarles en un entorno que, hasta ahora, no contaba con ellos para nada.

No es tarea fácil pero solo aquellas PYMES que sepan hacerlo se convertirán en empresas de éxito de nuestros siglo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios