BAQUIA

El inversor despistado

Internet ofrece muchas posibilidades de inversión a quienes conocen el entorno. La mayoría de los inversores españoles no tienen experiencia en el sector o se llevaron de las promesas de los años 99 y 2000 y todavía no entienden que, con un público objetivo que se ha multiplicado por 10 en los últimos años, muchos de los modelos que entonces se quedaron cortos son hoy grandes espacios para crecer empresas de todo tipo.

El inversor llevaba años invirtiendo en ladrillo, duplicando el valor en menos de dos años, y cree que eso es el entorno que necesita para rentabilizar su inversión. Me temo que ese tipo de negocio tardará muchos años en volver…si vuelve.

Hoy, el inversor tiene que buscar empresas del siglo XXI -la mayoría de las de Internet lo son- y diversificar el riesgo, apostando por varias start-ups y aprendiendo que es lo que hace que una triunfe y la otra no.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios