BAQUIA

Unreasonable provocation

Me hizo gracia la presentación ayer de Luke Williams, de Frog design, en la apertura de Red Innova. Habló de innovación y empezó por explicar que, para innovar, hay que plantearse “provocaciones no razonables”. Nos habló de varios ejemplos que van desde sacar una línea de 3 pares de calcetines que no hacen juego hasta el caso de Red Bull “una soda que no tiene muy buen sabor y que ha sabido posicionarse como “funcional”, pasando por coches que se alquilan por horas y la empresa no ve a su cliente.

Curiosamente, explicó, lo mismo que hago yo, que estamos en pleno siglo XXI y a nuestro alrededor hay empresas que datan del siglo XVII. “Reinvention is all around us”, dijo exactamente. También dijo que había que “atacar los éxitos actuales en la empresa y crear un equipo para ello”.

Habló también del paso de hipótesis-oportunidad-idea-solution-venta como la metodología para conseguir innovar de manera constante.

Be unreasonable, provoke me…


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios