BAQUIA

Un rayo en Dublín afecta al servicio en la nube de Amazon y Microsoft

Anoche hubo una tormenta en Irlanda. Este hecho aparentemente irrelevante para el resto del mundo ha resultado ser más que anecdótico, porque un rayo causó una explosión y un incendio en una instalación eléctrica dejando sin servicio y fuera de combate parte de las instalaciones que Amazon y Microsoft mantienen en el país para alojar sus servicios en la nube, EC2 y BPOS.

El fallo de Amazon, en concreto, ha afectado al principal centro de servidores que mantiene la compañía en Europa, dejando sin servicio a miles de páginas  incluyendo al popular agregador de noticias Menéame, como confirmaba en su cuenta de Twitter su fundador Ricardo Galli.

En su página de estado, Amazon, anunciaba el domingo por la noche que poner todo en funcionamiento llevaría entre 24 y 48 horas. El domingo por la mañana, la empresa sugería algunas alternativas técnicas a las páginas afectadas, que no parecían funcionarle a todo el mundo.

Por su parte, Microsoft, anunciaba a primera hora del lunes (hora española) que tras unas siete horas de interrupciones, sus servicios volvían a funcionar, saliendo mejor librada que Amazon, que al parecer habría sufrido daños en los sistemas que coordinan el traslado a los generadores de emergencia debido a la explosión.

En cualquier caso, este nuevo caso de caídas, tras las que sufrieron Skype o la propia Amazon en los últimos meses, pone de relieve los peligros de la computación en nube en caso de accidentes o fallos técnicos en centros de datos remotos, a los que los clientes no tienen acceso de ninguna clase. Pero también plantean escenarios que podrían ayudar a las compañías a mejorar sus servicios de emergencia, y ofrecer la nube fiable y a prueba de todo que exigen sus clientes.

[Imagen de Snowpeak via Flickr]


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios