BAQUIA

¿Eres hacedor o explicador?

Un hacedor se remanga y resuelve. Un explicador te justifica de mil maneras el porque no ha hecho lo que tenía que hacer. En un mundo complejo como el que vivimos, siempre hay mil razones por las que no se puede hacer algo. No te justifiques, haz lo que tengas que hacer y, si te crees incapaz, vete. Alguien vendrá que no sabrá que era imposible y que lo haga.

El problema no es incumplir un objetivo sino el no saber porque se ha incumplido y tener 1.000 razones por las que explicarlo -en ningún caso por culpa nuestra- Cuando veo a CEO´s que han fracasado en su anterior empresa, lo que más me interesa es saber hasta que punto reconocen que el fracaso ha sido culpa suya y porque. Los que aprenden me valen y mucho. Los que se justifican en base a terceros, encienden mis alarmas.

Por eso es tan importante la dedicación 100% a un proyecto. Hay que pensar en todo, todos los días, y probar que funciona y que no funciona y saber aplicarse la experiencia. Por ello, seguir trabajando en una empresa multinacional que me pague bien y tratar de crear una start-up en los ratos libres es punto  menos que imposible. De hecho en DaD solo invertimos cuando alguien ya se ha lanzado completamente a la piscina y dejado el colchón de un buen sueldo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios