BAQUIA

Mobivery presenta la plataforma Malcom para gestionar apps a distancia

Malcom es una empresa española, nacida de la floreciente Mobivery, que ofrece un servicio de computación en nube para que desarrolladores y empresas puedan gestionar sus aplicaciones móviles desde un solo sitio y en tiempo real.

Malcom es la primera plataforma basada en tecnología cloud computing que permitirá a los dueños de aplicaciones gestionar de manera integral y en tiempo real el ciclo de vida de sus aplicaciones, y comunicarse directamente con sus usuarios o clientes de manera más directa. Este lanzamiento juega un papel fundamental en la estrategia de internacionalización de Mobivery, que prepara el lanzamiento mundial del producto en 2012.

"Malcom permite segmentar grupos de usuarios en base a parámetros (…) actúa o realiza acciones de tipo informativo o comercial y por último analiza los resultados", resumió el martes en Madrid Antonio Rumeu, director general de Malcom.

A medio camino entre las aplicaciones nativas y las aplicaciones web, Malcom permite modificar o gestionar las aplicaciones en tiempo real salvando los obstáculos de la capacidad de procesador o la conexión de los dispositivos móviles, además de, por ejemplo, lanzar una campaña a todos los heavy users de más de 30, sin preocuparnos de qué dispositivo o sistema operativo utilizan.

De este modo, las empresas o instituciones que poseen aplicaciones móviles podrán actualizarlas, modificar los contenidos, gestionar publicidad, informar a sus usuarios de y rentabilizar la inversión en el canal móvil. Al ser una herramienta sencilla, el propietario puede hacer los cambios él mismo, sin depender de los desarrolladores. Malcom permite además segmentar audiencias para lanzar acciones personalizadas y analizar los resultados de estas.

Por otro lado, los desarrolladores contarán con una herramienta open source que aumentará el valor de sus aplicaciones y que les permitirá enfocar su esfuerzo en los aspectos clave del desarrollo sin tener que preocuparse por actualizaciones recurrentes, que podrá resolver el propietario de la aplicacón personalmente.

Este proyecto nace con ganas de crecer. Para el primer trimestre de 2012 quieren establecer presencia en Silicon Valley, y aunque sus creadores insisten en que es difícil hacer previsiones para un producto único en su formato, esperan tener 500 clientes para finales de 2012 y 1.000 para 2013, cuando llegaría el siempre codiciado break even: ganar dinero. Todo esto a partir del 18 de octubre, cuando se lanza un servicio ahora en beta privada.

Malcom no está hecha de humo. Ha nacido de Mobivery, creada en 2008 y que diseña aplicaciones móviles propias y para terceros (más de 250 apps con 80 clientes, desde Repsol a la EMT o Sanitas). Es precisamente de las necesidades de sus clientes de donde sale Malcom, ahora una empresa independiente.

Uno de los males del mundo de la tecnología es el "estar por estar". Es decir, si lo que está de moda son las redes sociales, nos hacemos una cuenta para la empresa. Si lo que se lleva son las aplicaciones, encargamos una. Pero luego no sabemos qué hacer con tanta inversión tecnológica.

Por eso, una empresa con un modelo razonable (freemium, con precios asequibles), una base tecnológica sólida y una sensata inversión en I+D puede ser justo lo que necesita el mundo de las aplicaciones.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios