BAQUIA

Hablar bien en público

Hay gente que se gana la vida dando charlas. Es difícil competir con un profesional que vive de ello. Sin embargo, si hay unas cuantas reglas que se deberían guardar cuando nos invitan a dar una ponencia.

Regla de oro nº 1.-

Ajusta tu presentación al espacio que te han dado. Si tienes media hora , no trates de tener más de 8 o 10 trasparencias o lo harás mal y te pasarás de tiempo. Puede que creas que eres importantísimo pero, para los organizadores, eres media hora de charla. No les defraudes.

Regla de oro nº 2.-

Entérate bien de quienes van a asistir y ajusta tu discurso al máximo de los asistentes. Deja tiempo para ruegos y preguntas y aprende a contestar en menos de un minuto cualquier pregunta. Si necesitas 5, no tendrás tiempo para más de un par de ellas y harás que la audiencia se sienta frustrada.

Regla de oro nº 3.-

No digas obviedades, ni aburras a la audiencia. Si tienes poca práctica, ensaye el discurso con  un reloj en la mano y aprende lo que quieres decir y el énfasis a aplicar para cada parte de tu ponencia.

Regla de oro nº 4.-

Si usas transparencias -yo las recomiendo cada vez menos- que no tengan casi nada de texto y sean simplemente un gráfico o foto o vídeo que te sirvan para ilustrar un punto concreto de tu ponencia.

Regla de oro nº 5.-

Elige media docena de personas en la audiencia con la que tengas contacto visual y puedas leer sus reacciones cambiando de enfoque si es necesario.

Regla de oro nº 6.-

Se positivo y sonríe lo máximo posible. Incluso para dar malas noticias es mejor hacerlo sonriendo -aunque aquí el matiz sea más difícil de lograr- pero, en general, una charla optimista y clara es lo que busca el público asistente. Para malas noticias ya tienen todos un televisor.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios