BAQUIA

Caminando con seguridad por la nube

Julio Abella, Regional Sales Manager, DRM SafeNet

Para la mayoría de las empresas migrar sus sistemas a la nube supone acceder de forma más sencilla y conveniente a sus recursos informáticos. Para los desarrolladores y proveedores de Software como Servicio (SaaS) esta migración supone una oportunidad para ofrecer a sus clientes mayores opciones e implementar al mismo tiempo un modelo de negocio seguro, dinámico y rentable. En SafeNet, como proveedores de servicios en la nube, sabemos que toda oportunidad lleva asociada un reto y que las empresas deben estar preparadas para enfrentarlos.

El primer reto al que se enfrentan las empresas proveedoras de SaaS cuando firman un acuerdo de servicio con un cliente es gestionar el cumplimiento del contrato. En el mundo de las aplicaciones SaaS una vez definido un contrato de servicios es preciso garantizar el cumplimiento del mismo por parte del cliente, asegurándonos que el cliente accede a los servicios contratados en los términos acordados y evitando la insatisfacción derivada del incumplimiento inadvertido por parte del cliente del los términos de licenciamiento. Es por ello importante disponer de una herramienta de licenciamiento que permita provisionar con seguridad los términos de acceso al servicio acordado en el contrato de servicios firmado con el cliente.

Adaptar los productos y servicios que ofrece la empresa a las necesidades de sus clientes es el segundo reto al que se enfrentan los proveedores de software en la nube. Para conseguirlo, la empresa debe ofrecer productos flexibles adaptados a cada cliente. Es por tanto importante disponer de una herramienta de licenciamiento que permita definir y gestionar con flexibilidad el catalogo del servicios del proveedor SaaS así como la actualización flexible del contrato de servicios al variar las expectativas y necesidades del cliente. Las empresas que prestan servicios en la nube tienen que tener en cuenta los determinantes de este modelo de negocio.

Un ejemplo de esto es la velocidad a la que las nuevas tecnologías, incluido el cloud computing, evoluciona y esto nos lleva al tercer reto: la velocidad de respuesta. Si una empresa que ofrece servicios en la nube no tiene una rápida respuesta a los cambios va a fallar en la entrega de su software como servicio y eso se va a ver reflejado en la relación con sus clientes. Los proveedores de servicios SaaS deben adaptarse a los cambios. Tienen que saber ver las tendencias adaptándose a ellas sin que afecte a los costes o a la calidad del servicio que ofrecen a sus clientes. Esta previsión será igualmente útil para saber cómo segmentar su catalogo de servicios y ofrecérselo a los clientes según los vayan demandando.

Para poder anticiparse a las necesidades de los clientes y adaptarse a ellas las empresas proveedoras de SaaS deben tener buenos sistemas de medición y evaluación de los servicios que ofrecen. Esto permite monitorizar el uso de los servicios, conocer la valoración de los mismos por parte de los clientes y priorizar los recursos hacia aquellos componentes del catalogo de servicios de un proveedor SaaS que presentan un mejor rendimiento. El 60% de de las empresas proveedoras de SaaS no tienen sistemas internos de medición del uso que hacen los clientes de sus productos. Esto nos lleva al cuarto y último reto, cómo valorar si el portfolio de servicios que la empresa ofrece es útil para los clientes. Disponer de este tipo de inteligencia de negocio permite a las empresas maximizar el potencial de los servicios que ofrecen a sus clientes, diseñar mejores productos y potenciar el índice de satisfacción de sus clientes, asegurándose así una relación a largo tiempo con ellos.

En resumen, una estrategia de licenciamiento eficiente en un entorno cloud debe ser capaz de generar un catalogo de servicios flexible y garantizar el provisionamiento de los servicios de acuerdo con los términos del contrato. Debe también ser capaz de actualizar el contrato de servicios con flexibilidad. Y finalmente permitir la monitorización del acceso al servicio contratado soportando modelos de facturación flexibles y generando inteligencia de negocio que permita volver a definir y mejorar el catalogo de servicios. De esta forma se cerraría el círculo de un modelo eficiente de gestión de licenciamiento de una aplicación SaaS que describimos en esta figura.
Safenet_imagen_asociado

El camino hacia la nube está lleno de obstáculos para las empresas que quieren ofrecer sus servicios a través de ella, pero son muchas las formas de sortearlos. Lo más importante que las empresas de SaaS deben recordar es que deben conocer bien su mercado, a sus clientes y las tecnologías disponibles para dar siempre el mejor servicio con la mayor seguridad. Esto no sólo les asegurará grandes éxitos, sino tener clientes satisfechos con largas relaciones comerciales.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios