BAQUIA

¿Está su empresa preparada para afrontar un desastre informático?

Cualquier día de estos, un fallo informático puede amargar la existencia a una pyme. Y es que, según una encuesta de Quest Software, más de la mitad (el 58%) de las empresas europeas de 50 a 250 empleados no tiene un plan formal de recuperación ante desastres; casi una quinta parte de las empresas medianas (250 a 1.000 empleados) se encuentra en la misma situación.

El panorama es diferente por sectores. El 90% de las pymes dedicadas a los servicios financieros y el 81% de los medios de comunicación tienen planes formales de recuperación ante desastres. En el otro extremo, menos del 40% de las pymes de los sectores retail, distribución y fabricación están preparadas para afrontar una catástrofe.

Según el estudio, a pesar de ser conscientes de la importancia de este apartado, sólo una de cada cinco pymes nombra la protección de datos como una de sus principales prioridades en los planes de gastos de TI.

Y entre los que sí cuentan con un plan, el 92% sigue usando el backup y la recuperación tradicional, descartando herramientas más sofisticadas, como el uso de máquinas virtuales VMware para hacer copias de seguridad de datos en entornos cloud.

Por último, Quest ofrece siente consejos para una recuperación efectiva ante desastres tecnológicos:

1. Plan Global: utilizar un enfoque global para la planificación asegura que las dependencias entre las operaciones de negocio y TI sean totalmente valoradas a la hora de buscar escenarios de riesgo y opciones de recuperación.

2. Establecimiento de prioridades y recursos: una buena recuperación ante desastres necesita un compromiso explícito con prioridades y financiación.

3. Énfasis en disco en lugar de en cinta: usar discos en lugar de cintas como primer medio de backup puede mejorar la velocidad y granulación en el proceso de recuperación.

4. Uso de instalaciones a distancia: el envío de copias de seguridad o copias de datos directamente a un dispositivo remoto reduce la exposición a los problemas locales.

5. Uso de servicios alojados: los servicios alojados pueden ayudar con el backup remoto y el acceso a las instalaciones de los proveedores de recuperación ante desastres. La recuperación de la nube también es posible.

6. Compromiso con la infraestructura virtual: alojar los datos en servidores alternativos locales, remotos o alojados mejora la velocidad y la flexibilidad de la recuperación en muchos escenarios.

7. Uso de soluciones avanzadas de recuperación ante desastres: las nuevas tecnologías y técnicas de recuperación ante desastres pueden cortar el procesamiento manual y mejorar la velocidad, la integridad, la granularidad y la fiabilidad de los procesos de recuperación.

[Imagen de titular de Jim Linwood via Flickr]


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios