BAQUIA

Anonymous promete vengar a Megaupload

Como ocurre cuando una disputa deviene en guerra abierta, es un poco difícil saber quién empezó. Pero por limitarnos a esta semana, diremos que Internet protestó contra la legislación antipiratería impulsada por la industria del entretenimiento, industria que a su vez demandó a Megaupload con su consiguiente cierre, y ahora Anonymous se está vengando del showbusiness.

En Twitter podemos seguir la World War Web. El Departamento de Justicia de EEUU, que coordinó las redadas y detenciones contra Megaupload, fue la primera en ver su página tumbada por ataques DDoS en la campaña #OpMegaUpload.

Pero detrás del departamento de justicia vinieron la página del FBI y por supuesto, de las asociaciones de la industria del cine (MPAA) y la música (RIAA), que llevan años inmersas en una guerra con Internet. Otras víctimas del ataque son el estudio Universal y la Oficina de Copyright de EEUU.

Los ataques no parecen haberse limitado a Estados Unidos, y en un blog, el anárquico grupo afirmaba haber tumbado también las páginas de la Federación Antipiratería belga y la ley HADOPI francesa.

La actividad de Anonymous es una forma de expresar el descontento, pero probablemente no ofrezca muchos resultados concretos -más allá de detenciones a miembros del colectivo y posibles anuncios rimbombantes de la policía-.

Al final, la batalla se librará en los tribunales, pero se decidirá en el mundo real (algo que sí, también incluye a Internet) cuando leyes, bloqueos e incautaciones se demuestren, casi con seguridad, inefectivas ante una Red cambiante.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios