BAQUIA

Nokia levanta (tímidamente) la cabeza

Nokia vendió más de un millón de móviles Lumia en el último trimestre de 2011, lo que podría marcar el inicio de una remontada de la que fuera fabricante de referencia en telefonía móvil, ahora en claro fuera de juego en la competición de smartphones.

Y aunque el global de sus resultados trimestrales (954 millones de euros en pérdidas y un 31 por ciento menos de teléfonos vendidos) no es para tirar cohetes, y menos en comparación con los estratosféricos números de Apple, la cosa no va mal.

Para empezar, hemos de recordar que los Lumia 710 y 800, los primeros que Nokia saca al mercado con sistema operativo Windows Phone 7, llegaron a las tiendas hacia el final del trimestre analizado. Y para seguir, tanto las ventas de smartphones como los ingresos fueron mejores de lo previsto.

Los Lumia han acabado con años de malas críticas tanto de los móviles Nokia como de los smartphones de Microsoft en general. El modelo 900, que es la joya de la corona, fue la estrella de la feria CES de tecnología, y la nueva línea aún no ha hecho su debut en todos los mercados, por lo que no nos sorprendería que la colaboración entre Nokia y Microsoft, que tanto escepticismo despertó en un principio, logre devolver a Nokia al menos parte del prestigio -y los consumidores- que había perdido.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios