BAQUIA

Emprender, vuelo en solitario

El emprendedor debe saber asumir la totalidad de la responsabilidad pero también debe buscarse compañeros de viaje para compartirla. Un grupo emprendedor de dos o tres profesionales arropa mucho a un emprendedor solitario que quiere crear una gran empresa. El camino es duro, las dificultades muchas y siempre bien el que puedas compartir el peso con un grupo de “emprendedores de compañía”.

¿A que me refiero con un emprendedor de compañía? Alguien que quiere tener su propia empresa pero no tiene proyecto propio y se suma al proyecto de otro emprendedor porque le gusta su start-up y cree que puede contribuir con su esfuerzo -y en muchos casos con inversión económica, directa o indirecta- al éxito de la empresa que ya considera propia habiendo adquirido un porcentaje importante de la misma.

Va a ser la salida a muchos proyectos personales sin proyección como empleados. Quienes tenían sueldos muy altos y hoy están en el paro deben hacerse una composición de lugar, mirar al frente y ver como se hacen su propio hueco en una empresa que tiene ideas, entusiasmo y un modelo prometedor pero que le falta lo que a el/ella le sobra, capacidad de liderazgo, buena gestión de equipos, persecución de objetivos concretos…

El gran gestor se tiene que reinventar en la pequeña empresa de gran crecimiento.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios