BAQUIA

Robo de cables: cuando el problema de seguridad no es virtual

Los cientes de British Telecom en Hertfordshire se quedaron sin Internet la semana pasada por un problema de seguridad que no tenían que ver con un filtrado de datos, nii con un ataque informático, ni con un problema al actualizar los sistemas. El problema era que alguien había robado los cables de una estación de BT.

Este suceso, que nos recuerda a aquella anciana que dejó a todo un país sin Internet por llevarse un cable de Red, subraya lo vulnerables que pueden ser nuestros sistemas, por mucho cortafuegos y sistema de cifrado que utilizamos, si al fin y al cabo dependen de que todos los cables, enchufes y dispositivos implicados estén donde tienen que estar.

El caso de los cables en concreto resulta más difícil de resolver que el de las caídas de servidores (como la que afectó el año pasado a Amazon por culpa de un rayo sobre sus centros de datos), que siempre pueden recurrir a un sistema duplicado de emergencia. Y plantea la importancia de que operadoras y proveedoras deservicios presten una protección especial a sus infraestructuras.

Como anécdota, y dado lo fácil que resulta dejar fuera de combate a todo un grupo de hogares o empresas, ¿será el robo de cables la próxima versión del sabotaje informático?


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios