BAQUIA

¿Inventar o copiar?

La eterna discusión. ¿Apoyamos a nuevas ideas o a modelos conocidos? Las nuevas ideas tienen más recorrido pero mucho mayor riesgo. Con las copias, la valoración de la capacidad del equipo directivo para ejecutar es clave, cuando hablas de innovación, mucho más arriesgada, te tienes que fiar del “instinto” del emprendedor y creer que ha dado en el clavo.

La relación de copia a novedad es de 100 a 3, así que, en la mayoría de los casos, se trata de una copia de un modelo de negocio conocido que funciona bien en el extranjero y que todavía no ha llegado a España. Con la copia, el problema es creer que vas a ser el primero en tu país y, posiblemente, el segundo o tercero en otros dos o tres para que puedas realmente tener valor patrimonial.

En España empieza a haber mucha innovación pero los apoyos son pocos y los inversores, en general, no podemos invertir en proyectos demasiado difíciles de valorar. ¿Quien se cree que podemos crear el siguiente Google en España? Yo creo que es posible desde un punto de vista teórico pero, en la práctica, una empresa que consuma caja y no tenga claro el modelo de negocio a la Twitter, sería poco menos que imposible financiarla desde España.

El modelo de centrarme en captar usuarios y pensar luego como les convierto en un modelo de negocio viable solo funciona si existen grandes crecimientos. Es decir millones de usuarios rápidamente o si el proyecto ha conseguido muy buena financiación desde su inicio. Ambas cosas muy poco probables en España.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios