BAQUIA

Un infiltrado facilitó las últimas detenciones en LulzSec

Un topo parece ser el secreto tras las últimas detenciones de hacktivistas. Y no uno cualquiera, sino uno de los líderes de LulzSec, que fue discretamente detenido el año pasado y tras unas semanas de silencio en su Twitter volvió como si nada, pero convertido en informante del FBI.

Esa información ha llevado a la detención de dos miembros de LulzSec en Reino Unido, dos en Irlanda y otro en Chicago, en otro ejemplo de coordinación policial a gran escala.

Las autoridades afirman que uno de los últimos detenidos, miembro de Anonymous, participó o lideró el ataque contra la empresa de seguridad privada Stratfor,que está viendo cómo WikiLeaks filtra información confidencial que la compañía obtuvo para firmas privadas.

El informante, un neoyorquino de 28 años apodado "Sabu", se ha declarado culpable de los cargos en su contra. En teoría, este desempleado con dos hijos se enfrenta a más de 100 años de cárcel, pero las autoridades no han aclarado los términos de su acuerdo con el topo o hasta qué punto se le rebajará la condena.

Mientras tanto, y como suele ocurrir un miembro del FBI afirmó en televisión que le han cortado la cabeza a LulzSec. Pero ya sabemos cómo terminan esas cosas.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios